DIFERENCIAS ENTRE VIH Y SIDA.

El VIH, es el virus que afecta a las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades, que pueden devenir con el SIDA (etapa avanzada de la infección causada por el VIH).

La persona ha sido infectada con este virus y es portadora del VIH. Éste, está presente en la sangre, semen, fluidos genitales y leche materna. Este virus NO se produce por contagio, sino por infección, puesto que para infectar a una persona se necesita de una trasmisión de fluidos.

SIDA es la etapa avanzada del VIH y por tanto, es la enfermedad donde ya no sólo es un problema sanitario, sino también social y económico que afecta a colectivos jóvenes, de mediana edad y en edad avanzada y puede generar un gran sufrimiento individual, familiar y social. No es una enfermedad infecciosa común. Aparecen en esta etapa las enfermedades oportunistas (candidiasis, cáncer, infección intestinal, neumonías, etc.).

  • El tratamiento del VIH se basa en el uso conjunto de tres o más medicamentos para tratar la infección por VIH. También se le llama terapia combinativa, terapia triple o terapia antirretroviral de gran actividad.
  • A falta de una vacuna eficaz y de un tratamiento curativo, la prevención sigue siendo la principal herramienta de lucha contra el sida. Su objetivo principal es el cambio o la modificación de conductas de los ciudadanos y en especial de las prácticas que conllevan un mayor riesgo.

Siguiendo los fines citados anteriormente y según las directrices del Plan Nacional sobre el Sida, esta asociación interviene actualmente en las siguientes áreas, con sus respectivos objetivos de intervención:

1.- POBLACIÓN EN GENERAL: Todavía es frecuente identificar erróneamente el riesgo de infección con determinados vehículos de transmisión (saliva, objetos personales) y prácticas (recibir o donar sangre) o con determinados colectivos (los mal llamados “grupos de riesgo”)

Objetivos

  1. Mantener e incrementar el grado de información de la población sobre la infección por VIH/Sida y las conductas que favorecen su transmisión.
  2. Promover conductas sexuales saludables, favoreciendo el uso del preservativo como medida de prevención de la infección por VIH.

2. JÓVENES Y ADOLESCENTES: Cuatro de cada cinco casos de sida afectan a jóvenes con edades comprendidas entre 20 y 39 años. Se hace aconsejable la intervención precoz en esta etapa de la vida, antes de que puedan desarrollarse conductas no saludables. La escuela proporciona un marco clave para la promoción de la salud y la educación en valores humanos. El uso del preservativo es la principal forma de prevención de la transmisión del VIH en las prácticas sexuales. Además, ha demostrado sobradamente su eficacia para evitar otras enfermedades de transmisión sexual. Su utilización es especialmente importante entre los jóvenes, entre quienes son más frecuentes que en otros grupos de edad las relaciones con parejas “ocasionales”.

Objetivos

  1. Informar y educar a los jóvenes y adolescentes sobre el VIH/Sida y sus mecanismos de transmisión y prevención.
  2. Promover el aprendizaje de habilidades para el desarrollo de conductas sexuales saludables.
  3. Fomento de la utilización del preservativo.
  4. Estimular las intervenciones para la prevención del sida en la escuela, dentro de un marco general de educar en valores y específicamente en educación para la salud.

3. USUARIOS DE DROGAS POR VÍA PARENTAL: El uso de la vía inyectada en condiciones poco o nada higiénicas expone a los usuarios de drogas por vía parenteral a un riesgo elevado de infecciones, entre las que destaca el VIH/Sida por su elevada mortalidad.

Objetivos

  1. Disminuir las práctica de riesgo entre los UDVP, tanto de inyección (Uso de la vía inyectada y el uso compartido del material de inyección) como sexuales.
  2. Aumentar la oferta y la accesibilidad a los programas de atención a drogodependencia, tanto a los libres de drogas como a los de reducción del riesgo (programas de intercambio de jeringuillas).

4. HOMBRES QUE SE RELACIONAN SEXUALMENTE CON OTROS HOMBRES (HSH) O BISEXUALES: Los varones con relaciones sexuales con otros hombres constituían el colectivo en el que, como respuesta a la epidemia de sida, se había producido un cambio más notable de comportamiento hacia las conductas saludables, pero actualmente se esta llegando a una actitud de indiferencia ante una enfermedad de tal envergadura por lo que los objetivos de intervención siguen siendo los mismos que se tenían hace 5 años.

Objetivos

  1. Incrementar el nivel de información y concienciación sobre la prevención de la infección por VIH entre la población homosexual o bisexual.
  2. Promover prácticas de sexo más seguro, fomentando también el uso del preservativo en este grupo de población.

5. PROSTITUCIÓN: Hombres y mujeres que ejercen la prostitución, representan un colectivo de alto riesgo para contraer el VIH y que puede contribuir asimismo a su transmisión a las personas que utilizan sus servicios.

La elevada prevalecía de ETS en este colectivo es un factor de riesgo añadido que incrementa su riesgo de infección. Por otra parte, es bien conocida la dificultad de acceso de estos hombres y mujeres a los programas y servicios socio-sanitarios existentes, por problemas legales o como consecuencia de la precariedad de sus especiales condiciones de trabajo y de la marginalidad que éstas conlleva. Por tanto, para la prevención del VIH en este colectivo es fundamental, además de otras acciones encaminadas a la mejora de sus condiciones de trabajo, facilitarles el acceso a los recursos sanitarios y sociales de atención existentes y la información y los medios de prevención necesarios.

Objetivos

  1. Mejorar el nivel de información sobre mecanismos de prevención del VIH/Sida.
  2. Mejorar el acceso al sistema sanitario y a los programas de prevención de la infección por VIH.
  3. Promover prácticas de sexo más seguro, fomentando también el uso del preservativo.

6. MUJER: Distintos estudios han evidenciado que la mujer sufre muchas más presiones sociales en temas relacionados con su sexualidad, que limitan su capacidad para negociar una relación sexual más segura o el uso del preservativo, tanto con su pareja estable como con parejas ocasionales.

Objetivos

  1. Mejorar el nivel de información y educación sanitaria de las mujeres en relación con la infección por VIH y las medidas de prevención, especialmente las pertenecientes a colectivos de mayor riesgo.
  2. Facilitar el acceso de las mujeres a programas y medidas de prevención del VIH.

7. LUCHA CONTRA LA DISCRIMINACIÓN: El 40% de la población considera muy eficaz como medida de prevención el no relacionarse con enfermos de sida y no admitirían convivir con un enfermo. Cerca de 20% no aceptaría trabajar con un afectado, el 25% no toleraría la presencia de un niño infectado en el colegio de su hijo y el 28% considera que deberían aislarse a los enfermos para proteger a la población de la infección. Ante estos datos cabe esperar que se produzcan actitudes insolidarias y discriminatorias de la población con las personas infectadas, produciéndose con relativa frecuencia situaciones alarmantes de marginación de los enfermos en todos los ámbitos: social, laboral, escolar e incluso sanitario.

Objetivos

  1. Promover la solidaridad, la tolerancia y el respeto mediante campañas de información dirigidas a la población general.
  2. Normalizar la enfermedad desde un punto de vista sanitario y desmitificar los conceptos erróneos existentes en torno a la misma, para evitar la discriminación de las personas infectadas.
  3. Crear un entorno social favorable para la prevención del sida, suprimiendo los obstáculos para la integración social, la difusión de la información y la toma de conciencia sobre la responsabilidad individual.
  4. Fomentar medidas tendentes a garantizar el estricto cumplimiento de la legislación vigente en lo que se refiere a la no discriminación laboral, escolar y asistencial.
  5. Asegurar que la legislación, las estrategias y las intervenciones que afecten directa o indirectamente a la prevención y al control del VIH/Sida, respeten escrupulosamente los principios éticos y los derechos humanos.
  6. Fomentar medidas de incorporación social dirigidas a personas que, además de la infección por el VIH/Sida, tienen importantes problemas de exclusión social.

*Para conocer en profundidad tus derechos como portador de VIH y/o SIDA entra en esta página:

OBSERVATORIO DERECHOS HUMANOS VIH/SIDA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR