La infección por VIH no tiene cura, pero el tratamiento puede ayudar a mantenerte saludable. También pueden detener o reducir las posibilidades de que le transmitas el VIH a otros.

 ¿Qué es el tratamiento para la infección por VIH?

El VIH no tiene cura, pero existen tratamientos que ayudan a quienes los padecen a llevar vidas largas y saludables. El tratamiento antirretroviral (TARV) es una combinación de medicamentos que disminuye la concentración del VIH en la sangre, ayudándote a vivir saludable por muchos años. El TARV también puede disminuir e incluso detener el riesgo de que le transmitas VIH a otros.

En ocasiones el TARV disminuye la cantidad de VIH en tu cuerpo (conocido como carga viral) al punto de que el VIH no aparece en las pruebas estándares de sangre. Si tu carga viral es tan baja que algunas pruebas no pueden detectarla. se llama “indetectable”. Cuando alguien tiene una carga viral indetectable, no pueden transmitirle el virus a otros por vía sexual. 

Es importante recordar que aún cuando tengas una carga viral indetectable, el virus sigue presente en tu cuerpo. Si detienes el tratamiento, tu carga viral puede subir, haciendo que sea posible que transmitas el virus del VIH a las personas con quienes tengas sexo. Tu doctor o enfermera te puede ayudar a encontrar el tratamiento más adecuado para ayudar a master tu carga viral baja y así puedas mantenerte saludable. 

Prestar atención a tu estilo de vida, puede contribuir a que te mantengas sano. Esto implica alimentarse bien, dormir lo suficiente, hacer ejercicio, aprender a manejar el estrés y evitar el alcohol, el cigarrillo y las drogas.

¿Dónde puedo recibir tratamiento para la infección por VIH?

Es importante encontrar un médico que tenga experiencia tratando VIH. Tu centro de salud local puede ayudarte a obtener el tratamiento que necesitas.

Efectos Secundarios

  1. Los medicamentos contra el VIH ayudan a las personas seropositivas a tener una vida más larga y saludable y a reducir el riesgo de transmisión de VIH. Sin embargo, a veces causan efectos secundarios. La mayoría de esos efectos son manejables, pero algunos pueden ser graves.
  2. En general, los beneficios de los medicamentos contra el VIH compensan con creces el riesgo de efectos secundarios. Además, los medicamentos contra el VIH más nuevos causan menos efectos secundarios que los medicamentos utilizados en el pasado. A medida que sigue mejorando el tratamiento de la infección por el VIH, es menos probable que las personas tengan efectos secundarios de los medicamentos empleados para tratarla.
  3. Diferentes medicamentos contra el VIH pueden causar efectos secundarios distintos. Además, las personas tomando el mismo medicamento contra el VIH pueden tener efectos secundarios diferentes.
  4. Las personas que comienzan a tomar medicamentos contra el VIH pueden hablar con su proveedor de atención de salud sobre los posibles efectos secundarios y las formas de manejarlos.
  5. Los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH pueden durar solo algunos días o semanas. Por ejemplo, náuseas, fatiga y dificultad para dormir son algunos de esos efectos secundarios a corto plazo.
  6. Otros efectos secundarios de algunos medicamentos contra el VIH pueden causar problemas que no se manifiestan sino meses o años después de tomarlos. Por ejemplo:

ERUPCIONES CUTÁNEAS

  • La erupción cutánea causada por los medicamentos contra el VIH no suele ser grave y desaparece en unos días o semanas sin tratamiento. Sin embargo, a veces cuando un medicamento contra el VIH está causando una erupción cutánea, puede ser necesario cambiar a otro medicamento contra el VIH.

EFECTO SOBRE EL COLESTEROL

  • Una alta concentración de colesterol puede ser un efecto secundario de algunos retrovirales y es un factor de riesgo de enfermedad del corazón.

DAÑO HEPÁTICO

  • Hepatotoxicidad es un término médico para referirse a una lesión del hígado causada por un medicamento o un suplemento químico, herbario o alimentario. Puede ser un efecto secundario de diferentes medicamentos contra el VIH.
  • Los síntomas de hepatotoxicidad pueden incluir erupción cutánea, dolor de estómago, náuseas y vómito, fatiga, orina de color oscuro, deposiciones de color claro, ictericia (piel y ojos amarillos), inapetencia y fiebre.
  • Las personas que toman medicamentos contra el VIH que pueden causar hepatotoxicidad deben conocer los posibles síntomas de la hepatotoxicidad. En algunos casos, la hepatotoxicidad puede ser mortal.

DIABETES

  • Las personas con el VIH tienen más probabilidad de padecer diabetes tipo 2 que las personas sin el VIH. Los factores de riesgo de diabetes tipo 2 incluyen ser mayor de 45 años de edad, tener antecedentes familiares de diabetes y tener sobrepeso o ser obeso.
Total Page Visits: 238 - Today Page Visits: 1